DSC_0653

Iris variados con flores silvestres

En este mes es muy fácil encontrar en cualquier sitio donde hayan dejado crecer la hierba unas gramíneas muy interesantes. Hay espigas de todas las formas y tamaños, y dan a cualquier ramo un toque de naturalidad que no es fácil de conseguir en otras épocas del año.

Pueden combinarse como en la foto, con flores «sofisticadas», como los iris, con colores llamativos y estructuras complejas, o seguir con el tema campestre, y limitarse a las espigas variadas, de una sola clase (No tengáis miedo, es muy elegante el resultado), o mezclarlas con las mismas flores que crecen junto con las gramíneas. También se puede hacer trampa, utilizando flores que parezcan silvestres, pero no lo son. Las margaritas blancas (Si las compráis serán con más probabilidad crisantemos) nunca fallan y siempre se encuentran.

DSC_0644

Un gladiolo, viburno, aquilegias, cebollino, salvia y cilantro en flor

Parece silvestre y «casual», pero no lo es en absoluto. Si añadimos unas pocas espigas de gramíneas y flores con apariencia silvestre, como las del cilantro, que son esas umbelas de flores pequeñas blancas, el ramo parece sencillo. Las flores sin peso, plumosas y ligeras también contribuyen a dar la sensación de naturalidad.

DSC_0816

Tulipán «Esperanto» y Cheiranthus «Vulcan»

Cambio de tercio: suntuoso y elegante, las superficies parecen de terciopelo en los cheiranthus y de seda en los tulipanes. El jarrón, cuanto más sencillo, mejor. Estos tulipanes son una maravilla de color; podéis ver un sólo pétalo en la imagen destacada. Con eso es suficiente.

 

DSC_0785

Camomila, salvia, perifollo, cebollino y perejil listos para usarse en la cocina

DSC_0857

Freesia

DSC_0856

Phlomis fruticosa

DSC_0851

Margaritas, aquilegias, euforbia, diente de león, lychnis y cilantro

DSC_0806

Caléndulas

DSC_1011

Rosas, lilas y freesias

Un ramo de novia a la antigua. El olor es divino.

DSC_1010