DSC_0700

Ahora en mayo las praderas están en su mejor momento; todavía no han empezado a florecer las gramíneas (plantas silvestres altas, como los cereales, trigo, etc. ), ni han crecido demasiado, así que las flores se ven mucho mejor.

Es verdad que todavía no están todas en flor, pero las que sí lucen como joyas entre el verde.

Aparentemente no hay mucha variedad, pero en cuanto nos fijamos un  poco vemos que hay montones de especies y variedades en cada metro cuadrado.

Y cada día van cambiando, unas se marchitan y fructifican, y otras florecen nuevas.

A ver si conseguimos que no las sieguen hasta que todas hayan dejado caer sus semillas al suelo para que el año siguiente haya, por lo menos, las mismas variedades. Dedos cruzados.

DSC_0711

Gladiolus illyricus

Gramíneas

Gramíneas

Serapias

Serapias

DSC_0713 DSC_0707

Umbelífera

Umbelífera

DSC_0706 DSC_0715 DSC_0704DSC_0737 DSC_0716 DSC_0733DSC_0709 DSC_0721 DSC_0724 DSC_0728 DSC_0729 DSC_0734 DSC_0726