POTAJE DE GARBANZOS

Ingredientes:

  • Dos manojos de espinacas
  • Medio kilo de grabanzos puestos a remojar la noche anterior
  • Dos huevos duros
  • Unas migas de bacalao desalado (Opcional)
  • Aceite
  • Ajo
  • Pan
  • Pimentón
  • Cebolla
  • Puerro
  • Comino
  • Tomate (O salsa)
  • Sal

DSC_0843

Receta:

Poner en el fondo de una cacerola un chorro de aceite, que cubra justo el fondo. Freir en él dos dientes de ajo y una rebanada de pan.

Cuando estén un poco dorados, pasarlos a un mortero (O a una picadora), junto con un poco de sal, una cucharada de pimentón y otra de comino molido, y machacarlo todo hasta conseguir una pasta.

Mientras, ir friendo en el aceite un puerro muy picado y media cebolla, a fuego lento, hasta que estén muy hechos pero sin dorar.

Echar la pasta de ajo y pimentón, remover un poco, añadir el tomate rallado o a salsa y dejar cinco minutos. Poner los garbanzos y añadir agua justo hasta que estén cubiertos.

Dejar que se hagan durante una hora, más o menos, a fuego lento y probar a ver si están ya blandos.

Cuando estén, picar las espinacas en tiras, no hace falta que sean muy pequeñas, le ir echándolas en el potaje; dejar que se haga todo junto hasta que esté ligado el guiso, y los garbanzos muy blanditos, sin que se note la piel. Probar a ver si está bien de sal, y si se dja reposar al menos media hora, mejor.

En el momento de ir a comerlo, calentarlo bien, echar el huevo picado por encima y, si se quiere, el bacalao partido con los dedos en tiras finas. En éste caso, dejar que de un hervor y servir inmediatamente.

DSC_0845

Es un plato completísimo, muy sano, y se puede hacer el día antes si no se tiene tiempo, dejando entonces el paso del huevo y bacalao para el momento de comerlo.

Si lo servís en cuencos bonitos, con unos triángulos de pan frito, es hasta elegante.

Hay que volver a la cocina tradicional porque es muy sana, en cada época se come lo de la temporada, que es cuando está mejor, y es nuestra cultura, que no se puede perder.