Vamos a hacer un semillero con una bandeja que venden con una cubierta, muy práctica para cultivar semillas cuando todavía hace frío. Utilizaremos pipas de girasol, que son unas semillas muy grandes y fáciles de manipular, y muy conocidas.

Es tan fácil que es un regalo ideal para niños. Otras semillas también grandes y fáciles, con las que no se puede fallar son las capuchinas, los calabacines y todas las leguminosas.

Además del semillero y las semillas, necesitaremos tierra. La que usamos para los semilleros la preparamos mezclando turba o mantillo con arena, más o menos a partes iguales, y otro tanto de compost bien hecho.

DSC_0340DSC_0343

  1. Llenamos de tierra los recipientes hasta casi el borde.

DSC_0345

2. Ponemos una o varias semillas en cada macetita, bien repartidas.

DSC_0349

3. Cubrimos las semillas bien con tierra.

DSC_0350

4. Regamos bien.

DSC_0353

5. Volvemos a echar tierra hasta que no veamos las semillas.

DSC_0355

6. Tapamos y dejamos hasta que salgan. No hay que regar más, porque la humedad se condensa dentro de la caja.

8 mayo 16'

8 mayo 16′

7. Cuando las semillas hayan germinado, si no hay peligro de que hiele, se abre la caja y se dejan hasta que tengan hojas verdaderas. Las primeras hojitas que salen no lo son, son los cotiledones.

9 junio 16'

9 junio 16′

Una vez quitemos la cubierta transparente, hay que vigilar que no se seque la tierra, si se seca, regaremos con mucho cuidado, como si fuera lluvia, y dejamos entre un riego y el siguiente que la superficie de la tierra se seque.

NO ENCHARCAR NUNCA LOS SEMILLEROS. Éso es la principal causa de muerte de las plantitas recién nacidas.

Hay que vigilar que no salgan las raíces por debajo de las macetitas; entonce habría que plantarlas ya en su sitio definitivo.

Guardar