En las macetas es donde la fantasía reina.

Aquí buscamos simplemente un efecto decorativo. No hay intención de atraer animales, ni necesidad de respetar el ecosistema, no hay más filosofía que la estética.

Procuramos que sea llamativa, incluso rompedora.

Lo que sí importa es la conexión entre el lugar donde vamos a colocar la maceta, el tipo de recipiente y las plantas que pondremos en ella. No pueden huir, hay que tener consideración y respeto.

Además, hay una serie de condicionamientos técnicos que vamos a tener que respetar. Somos jardineros serios, no decoradores.

 

Jacinto. 8 de febrero 16'

Jacinto. 8 de febrero 16′

Podemos dejar las sutilezas de lado. Aquí, todo vale.

Solo hace falta una maceta.