Un jardín no es una reproducción de la naturaleza. Si así fuese, en lugar de plantar algo, simplemente cuidaríamos lo que sale solo para que esté sano y bonito.

Lo que pretendemos es que sea un refugio para las plantas y animales que están desapareciendo del medio natural. Están tan manipulados que se ha convertido en una amenaza para las especies amenazadas de extinción, es decir, las que antes vivían aquí y ya no: pesticidas, abonos químicos y especies vegetales estériles.

Un jardín es el lugar donde se puede controlar lo que se planta y lo que crece de manera espontánea. Y podemos hacerlo favoreciendo a los ecosistemas que existen en la zona, favoreciendo a las especies amenazadas o que empiezan a escasear (las mismas que antes abundaban).

También es un lugar para disfrutar, donde hay un equilibrio natural armónico entre todos los seres vivos que conviven en él. Nada llama la atención, no hay estridencias y cada cosa tiene su razón de ser. Todo está donde tiene que estar.

Erithacus rubecula (Petirrojo)

Erithacus rubecula (Petirrojo)

Es una belleza. Estéticamente es un placer contemplarlo y todos los sentidos disfrutan. Estar ahí, sin más, es agradable.

¿Qué debo plantar en mi jardín? La respuesta son la memoria y la intuición.

Lo que nos gusta y lo que hay alrededor.

Las dos se pueden combinar perfectamente.

A una planta con tener tierra, agua y sol, le vale. No es quisquillosa. Algunas no piden ni sol.

Les pasa como a nosotros, que crecen mejor en su hábitat. Uno que tenga lo que necesitan y lo que mejor les venga. A un cactus crecer en un campo en Noruega le va a costar sudor y lágrimas.

Queremos proponer plantar en nuestros jardines lo que cada vez escasea más en la naturaleza, lo que saldría en ellos espontáneamente. Siempre con concesiones a la estética, que sigue siendo la finalidad del jardín.

Umbilicus rupestris (Ombligos de Venus)

Umbilicus rupestris (Ombligo de Venus) Solo crece en sitios húmedos y sombríos

Para tener un bonito jardín no podemos pensar en otro lugar, sino en el que ya tenemos.

(Una ventana, una maceta, un balcón, una terraza…)

 Con una maceta, nos basta.

Kalanchoe Thyrsiflora Crece en cualquier lugar, siempre que no esté encharcado