Existe una manera de evitar plagas muy comunes en las huertas y plantas ornamentales, totalmente ecológica y, además, mucho más económica que los productos químicos.

Consiste en plantar a la vera del cultivo que queremos proteger plantas que despiden olores desagradables para los insectos, de manera que evitan acercarse a éstas.

Hay muchos tipos, pero se usan sobre todo las que son bonitas o tienen alguna utilidad para comer o adornar; casi todas además tienen propiedades medicinales.

Thubalgia

Thubalgia

Las que huelen a ajo, que son todas las de la familia «Allium», y otras que tienen nombres parecidos (Alliaria), o que al frotarlas desprenden olor a ajo, como la Thubalgia, son especialmente útiles para ahuyentar todo tipo de pulgones, por lo que se suelen plantar junto con habas, capuchina, y otros cultivos de hojas tiernas.

DSC_0982

dsc_0881

Calendula officinalis

La caléndula se cree que ayuda a esterilizar el suelo, eliminando insectos subterráneos, así que conviene plantarla junto a zanahorias, nabos, patatas, cebollas…

Tulbaghia violacea

Tulbaghia violacea

Tulbaghia violacea

Tulbaghia violacea

Alliaria petiolata

Alliaria petiolata

tajetes

Tagetes «Lemon gem» velando por un pimiento.

Tagete "Lemon gem"

Tagete «Lemon gem»

Los tagetes parece que tienen propiedades antibacterianas y antifúngicas. Suelen acompañar cultivos de climas suaves, como tomates y pimientos, que en los climas muy húmedos sufren enfermedades fúngicas.

La ruda es una planta muy olorosa, de la que se dice hasta que ahuyenta a los ratones. En Argentina se suele plantar junto a la puerta de las casas para protegerlas, pero no se muy bien si de los ratones o de algo metafísico.

DSC_0387

Mentha (Menta)

Mentha (Menta)

Ruta (Ruda)

Ruta (Ruda)