El otro día estuvimos en Madrid y no podíamos pasar por ahí sin visitar el Jardín Botánico. Ya hemos ido a visitarlo más veces y hecho fotos ahí.

(Para ver las fotos antiguas solo hay que hacer click aquí: Jardín Botánico )

Pero no hemos ido solas. Como acompañante teníamos a la preciosa Lulu Figueroa Domecq, una chica que pinta, pinta bien y, sobre todo, pinta flores. Solo con eso nos encanta.

Acuarela, oleos, lápices, un estilo y moda es lo que ofrece en su blog, Lulumai.

Leerlo es un gusto, sus fotos son preciosas (incluso aportó tips a la sesión desconocidos para nuestra maceta) y su elegancia está siempre presente.

DSC_0012 DSC_0016Euphorbia ResiniferaEuphorbia ResiniferaDSC_0036 DSC_0039 DSC_0040 DSC_0051 DSC_0058DSC_0053DSC_0064

“¿Cuáles son tus flores favoritas?” Le preguntamos antes de su boda (que fue en verano, muy original y divertidísima)

“Los narcisos, los tulipanes, las rosas y las orquídeas” contestó.

En nuestro regalo no aparecía ninguna. Somos así.

Pero si nos lo encontramos en el Botánico. Orquídeas mucho más especiales de lo que podría haber disfrutado en su casa.

Nosotras siempre recomendamos ir a pasear por estos sitios porque es agradable darse una vuelta por un espacio bonito y de paso meter la nariz en alguna que otra flor.

Paphiopedilum avalon

Paphiopedilum avalon

DSC_0075 DSC_0077 DSC_0088 DSC_0076DSC_0098 DSC_0099 DSC_0107 DSC_0109 DSC_0122 DSC_0134 DSC_0135 DSC_0128 DSC_0129DSC_0149

DSC_0148DSC_0176 DSC_0174 DSC_1043 DSC_1046

Maravillosas, ¿verdad?

Fijáos en esta flor y en la primera pintura de Lulu que tuvimos la suerte de ver.

Este oleo ocupa una pared entera y está partido en cuatro trozos. Ojalá pudiésemos enseñaros qué tan impactante es en vivo.
DSC_1973

Porque con @unamacetabasta 🌻 Gracias @o_l_a_y_a_ por un regalo de boda tan especial ❤️ #unamacetabasta

A post shared by lulumai (@lulufigueroadomecq) on

El tema del regalo de boda quedó en esto.

Aparte de olvidar la tierra en la tienda y tener que pegarnos dos viajes, el único problema que tuvimos fue para meter esos dos maravillosos maceteros en su balcón.

(*nota: medir puertas y ventanas de los balcones antes de pensar en maceteros chulos)

Ya que no se casaba sola, preguntamos al genial muchacho con el que se ha casado, Adrien. Él nos dijo que quería ‘cosas para cocinar’.

Cocinar, cocina él, claro.

Nos ha dicho que le saca partido.

Nosotras sacamos partido de sus brazos, que fueron los que colaron las discretas macetas por una ventana al balcón.

Los dos juntos son un ramo de lo más colorido.

DSC_0180

A esta flor le sobra hasta la maceta.